¨MAROMERITO¨ EN LA CALAFIA

Hijo de uno de los peleadores más carismáticos, populares y comerciales que ha dado el boxeo mexicano como lo es Jorge “Maromero” Páez, peleador que hizo época entre los ochentas y noventas con un estilo muy particular de boxear, vestir y mostrar su imagen, con corte de cabello especial para cada presentación, el “Maromerito” está en la antesala de las peleas grandes, abriéndose paso por méritos propios y escribiendo su historia.
A los 24 años de edad y con 38 peles profesionales, Jorge “Maromerito” Páez tiene que demostrar que ya está listo para enfrentarse a los mejores pesos Welter del mundo.
Y la prueba la tendrá el sábado 29 de octubre en casa, la Plaza Calafia de Mexicali, cuando se enfrente al venezolano que es campeón Fedecentro AMB, Charie José Navarro en función de Zanfer que será transmitida por la Casa del Boxeo, Azteca 7.
La contienda entre Jorge Páez Jr. (32-4-1, 19 ko’s) y Charlie José Navarro (22-5-0, 17 ko’s) representa para el “Maromerito” su pase para enfrentar a los mejores peleadores del mundo.
En sus últimas cinco peleas, Páez se convirtió en campeón mundial Juvenil tras superar a Jesús Gurrola, además de haber vencido a Rodrigo Juárez, Octavio Castro y dos veces a Omar Chávez, por lo que ha hecho méritos para dar el siguiente paso en su carrera.
Por ello, su empresa promotora, Zanfer, le traerá a su tierra al campeón Fedecentro AMB, Charlie José Navarro, un peleador hecho, maduro, de 32 años de edad, que de sus últimas siete peleas, tiene cinco victorias por nocaut dentro de los primeros dos rounds, incluyendo sus dos más recientes, en mayo y julio de este año, cuando viajé a Panamá a noquear en el segundo capítulo tanto a José Luis Prieto como a Elvin Pérez.
Sus dos derrotas fueron ante peleadores invictos y de visita, como lo son Vyacheslav Senchenko (30-0-0) en Ucrania y Thomas Dulorme (12-0-0) en Panamá.
De las cinco derrotas que aparecen en su récord, sólo una ha sido por nocaut, que fue en mayo de 2005, cuando perdió el invicto contra Javier Alberto Mamani en Argentina. En ese entonces, Navarro iba invicto en siete peleas, mientras que Mamani tenía un record de 23-4-1. Y el nocaut llegó en el décimo round. También tiene una derrota, por decisión mayoritaria y en Argentina, ante el clasificado mundial Sebastián Andrés Luján, en marzo de 2009.
Con estas credenciales, es claro que Navarro es un rival de primer nivel, que se ha fogueado con altos clasificados mundiales y que no se intimida por pelear en patio ajeno, por lo que el “Maromerito” tendrá que subirse al ring de la Plaza Calafia con la mejor preparación física de su carrera y sacar lo mejor de su repertorio, para vencer y convencer, lo que lo llevaría a corto plazo a codearse ante los mejores pesos Welter del mundo.
 
Explosivo respaldo
Pero si la contienda entre Páez y Navarro resulta atractiva, el respaldo luce por demás parejo, con una combinación de pronóstico reservado y que de la misma manera, será una prueba de fuego para un sólido prospecto local.
Armando “Chato” Robles (21-1-2, 11 ko’s) será puesto a prueba por el ex campeón mundial, Humberto Mauro “Betillo” Gutiérrez (28-3-2, 20 ko’s), en contienda donde se determinará si Robles puede aspirar a competir y vencer a clasificados mundiales, o bien si Gutiérrez tiene una posibilidad real de recibir otra oportunidad por campeonato mundial.
“Betillo” y “Chato” tienen la particularidad de que en sus más recientes actuaciones, empataron. Gutiérrez salió “tablas” contra Guillermo Arroyo el pasado mes de julio en Tepic, mientras que Robles sacó la igualada con Rodolfo Quintanilla en Guadalajara, en agosto.
La experiencia, boxeo y guardia zurda del “Betillo” contra la fuerza, empuje y apoyo del público del “Chato” deberá resultar, por cuestión de estilos, en una pelea de mucha acción y constantes intercambios de golpes.
Estas combinaciones, Páez-Navarro y Gutiérrez-Robles prometen una cartelera explosiva, atractiva y apasionante el sábado 29 en la histórica e imponente Plaza Calafica de Mexicali, justo donde Jorge “Maromero” Páez logró su primer campeonato mundial, en agosto de 1988, venciendo por decisión mayoritaria a Calvin Grove en lo que fue la última pelea en la historia del boxeo que se realizó a 15 rounds.

Filed Under: DestacadosNoticias

RSSComments (0)

Trackback URL

Responder